• Prof. Cerebrón

Datos falsos

Usualmente, las personas aceptamos ciertos "hechos científicos" solo porque dicen que son científicos y no los cuestionamos. Nuestro criterio se ve satisfecho al decir "que es algo científico" pero está lejos de serlo. Esto es debido a que difundir ciencia no es tarea fácil porque puede ser malinterpretada o bien simplificada a un extremo tal que se confunde y mezcla con el conocimiento empírico popular. 

Por eso aquí hay una selección de las mentiras científicas que la gente cree que son verdades.


La forma del átomo


Durante mucho tiempo el átomo se ha representado como un sistema solar, en el cual el núcleo está en el centro y los electrones giran a su alrededor en órbitas bien definidas. De hecho hasta en los programas científicos se suele representar así por simplicidad y por motivos didácticos. Este simbolismo atómico se debe a una combinación de los modelos atómicos de Rutherford de 1911 y el de Niels Bohr de 1913, en los cuales propuso lo recién explicado pero no explica por qué los electrones (cargas negativas) no caen al núcleo positivo ni la mecánica cuántica. La forma real de un átomo es un poco más complicada. Erwin Schrödinger, en 1926, juntó los descubrimientos de otros atomistas como Heisenberg, Pauli y Dirac para hacer un modelo atómico en el cual, los electrones forman una nebulosa y dependiendo su energía se moverán preferentemente en su orbital. Es importante decir que en este modelo atómico, no se sabe con certeza la posición de los electrones sino dónde es más probable encontrarlos ya que se mueven muy rápido.



Fue hasta 1932 en el que James Chadwick introdujo a los neutrones al atómo explicando así los diferentes pesos entre isótopos de un mismo elemento. Entre 1970 y 1973 se propuso el modelo estándar en el cual las partículas subatómicas se separan en quarks, bosones y leptones. En 2013, Aneta Stodolna y Marc Vrakking junto con otros investigadores, pudieron tomar una imagen de la verdadera forma del átomo de hidrógeno, es decir, en la imagen por primera vez se pudo observar un átomo tal cual es. En rojo es la mayor densidad electrónica y en verde agua la menor. Pueden revisar el artículo aquí.



Afrodisiacos

Se ha manejado que ciertos alimentos provocan el deseo sexual y usualmente la gente planea citas con una cena romántica usando ingredientes y alimentos. Bueno, es hora de decirles que dejen de inventar recetas porque los afrodisiacos son un mito. Se ha pensado que los espárragos, canela, mariscos, chocolates, caviar, albahaca y criadillas, entre otros, son las principales comidas que encienden la mecha. Si bien hay alimentos que ayudan a mejorar las señales nerviosas, la circulación y la oxigenación muscular, no hay pruebas reales que digan que estos alimentos tengan alguna sustancia que active la libido. Realmente no hay correlación alguna de una sustancia en específico con el deseo sexual. El mito es más que nada sugestión y buena sazón del cocinero. Sin embargo, hay que decir que el chocolate no es un afrodisiaco pero provoca sentimiento de placer por la segregación de dopamina. El alcohol por su parte infunde sensaciones de relajación y bienestar físico y mental que ayudan a desinhibirse, pero no tiene relación directa con la libido.



La muralla china

Una creencia popular es la que la gran muralla china es el único objeto construido por el hombre que se puede ver desde el espacio e incluso se ha dicho que desde la Luna. Este monumento (al igual que carreteras y ciudades) es difícilmente apreciable a 5 000 km de altura, que si bien es bastante, queda lejos de la distancia a la Luna que son 384 500 km. De hecho, desde la Luna debido al brillo de las nubes blancas y el azul de los océanos los continentes son ligeramente visibles por sus extensiones amarillas de los desiertos y verdes de bosques.



Dormir con plantas

Se dice que es peligroso tener en el dormitorio plantas debido a que en la noche exhalan CO2 de tal forma que saturan la habitación y uno puede morir de asfixia. Esto es falso. Durante el día, con la luz del sol, las plantas producen oxígeno a partir de CO2 mediante la fotosíntesis. En el periodo oscuro de su ciclo, las plantas obviamente no realizan fotosíntesis sino que respiran como nosotros; consumen oxígeno y exhalan CO2. Pero no hay porque preocuparse, ya que un humano genera mucho más CO2 que una planta cuando respira, si el mito fuera cierto, no podríamos dormir con otra persona, animales y en un caso extremo, en un cuarto cerrado y suficientemente pequeño moriríamos por nosotros mismos.


Los productos light

Desde hace casi 20 años, los productos light han estado de moda pregonando que adelgazan a las personas  ya que no contienen grasas o azúcares. Realmente estos productos siguen teniendo una determinada cantidad de calorías que de todos modos van a provocar que alguien engorde si se consume en exceso. Los productos light solo tienen menos contenido energético, y sin embargo hay personas que llegan a engordar por dichos productos. Especialmente en el caso de bebidas light, estas hacen que el apetito sea mayor. Es decir, que quizá no se consumen calorías por la bebida pero si por la cantidad de comida. Consumir cosas light junto con una dieta balanceada y ejercicio posiblemente ayude a acelerar la pérdida de peso pero sigue siendo inexacto ya que cada persona es diferente.


Solo se usa el 10% del cerebro

Esta afirmación no puede ser más falsa. Todo se debe a cierta afirmación que hizo Albert Einstein a un periodista para burlarse de él cuando este le preguntó “¿por qué usted es más listo que los demás?”. También se derivó que los neurólogos encontraron que usamos una porción menor de masa cerebral en las funciones sensomotoras que otras especies. Así, también se nombró “córtex silencioso” a las partes del cerebro dedicadas al lenguaje y al pensamiento. Es probable que ahí haya sido el problema, al nombrarlo “silencioso” la gente comenzó a pensar que no se usaba. De hecho todo el cerebro se usa, en mayor o menor medida dependiendo las actividades que desarrollemos durante el día. Pero está comprobado que incluso dormidos nuestro cerebro tiene alta actividad. Suena absurdo creer que un lenguaje tan complejo, actividades diarias, estrés, gustos, relaciones, pensamientos, traumas y demás cosas que hay en nuestro cerebro solo usen el 10%.



Dar a luz en Luna llena

Se dice que hasta los médicos se vuelven locos cuando hay Luna llena y a las mujeres les da por parir. Esta creencia se ha tenido desde hace siglos y posiblemente sea una relación de las fases lunares con el ciclo fértil de una mujer. Actualmente, para respaldar este mito se dice que hay relación debido a la acción gravitacional de la Luna con el agua de nuestro cuerpo. Pero las estadísticas dicen lo contrario. En diferentes países se han monitoreado los nacimientos durante los ciclos lunares y se ha descubierto que no hay relación alguna. Una mujer puede dar a luz a su hijo tanto en Luna llena, como en cualquier otra fase. Si a veces se ha visto este fenómeno ha sido mera coincidencia y sugestión.



Al morir el cabello y las uñas siguen creciendo

Es mentira. Se trata de percepción. Cuando morimos nuestro cuerpo comienza a deshidratarse, por lo tanto adelgaza, dando la impresión que los cabellos y las uñas han crecido. Además para que el cabello y las uñas sigan creciendo deben de tener hormonas y otras sustancias para formar los tejidos, estas reacciones se realizan en medio acuoso.



Estar cerca del horno de microondas es propenso al cáncer

Si bien la radiación produce cáncer pero tiene que ser radiación ultravioleta, rayos x o rayos gamma. En el espectro electromagnético, las ondas de radio y las microondas se ubican en la región de baja energía, de hecho tienen tan poca energía que solo pueden calentar por la vibración de las moléculas de agua que tienen los alimentos. Si uno piensa que esta radiación produce males, entonces se sentiría aterrado al saber que la luz visible tiene mayor energía que las microondas. Además si los microondas tuvieran elementos radiactivos dudo que los vendieran en cualquier tienda departamental.


Contar el vello corporal hace que crezca más grueso, más oscuro y más rápido

No es cierto. Esto se deriva de una ilusión óptica. Al cortar el vello corporal, se dejan las puntas chatas, las cuales hacen que se vea más grueso. Así mismo, cortarlo no estimula a los demás capilares para que crezcan, eso se debe a hormonas durante nuestra pubertad. Finalmente, se ve más oscuro debido al contraste de tener una piel más clara y repentinamente ver los vellos más oscuros. Durante nuestra vida, el sol provoca que nuestro cabello se vaya haciendo más claro, sin embargo, nuestro cuerpo tiende a producir más melanina para contrarrestar este efecto. Además, la alimentación, los productos de belleza, el polvo y la grasa del cuero cabelludo tienen efectos más significativos en el color del cabello que una simple rasuradora.



Existen otros mitos urbanos que supuestamente tienen fundamento científico pero eso los abordaré en otra ocasión. Por ahora ya tienen más datos en su cerebro que ocuparán más del 10% y que ayudarán a dar conversación en una reunión o fiesta. Como siempre, gracias por leerme. 


#Ciencionizados

#Mitosurbanos

6 views0 comments

Recent Posts

See All