• Prof. Cerebrón

Los beneficios del aborto legal y gratuito

Updated: Oct 1, 2019

Este tema ha motivado movimientos sociales, éticos, morales y religiosos en todo el mundo. Si bien, no hay nada absoluto, es conveniente revisar y estar abiertos a las posibilidades reales y justas. Antes de comenzar es necesario afirmar que abortar nunca es fácil. Abortar siempre es un riesgo psicológico, físico y moral para la mujer.


Así que diremos de una vez por todas: legalizar el aborto no es obligar a nadie a abortar; es una opción.


Debemos de tener en cuenta que vivimos en un mundo donde cada día existe más desigualdad económica en la sociedad, así como una crisis climática creciente. Además, en un mundo sumamente comunicado, la mayor parte de la población no tiene acceso a educación de calidad. Por ejemplo, cerca del 60% de la población en México no tiene acceso al internet. Así mismo, existen muchas razones por las cuales las personas no usan -o usan incorrectamente- los métodos anticonceptivos entre ellas cuestiones culturales, religiosas, machismo, ignorancia o negligencia. Incluso con educación sexual adecuada y uso de anticonceptivos, la eficiencia es del 99%, es decir, siempre hay un riesgo. Por lo tanto, es de esperarse que en todos los estratos sociales haya embarazos no deseados. De esta forma, la ONU considera que el aborto es un derecho de la mujer para evitar su mortalidad. Así mismo, la OMS menciona que el aborto legal y gratuito es una forma de prevención de abortos clandestinos peligrosos. Penalizar el aborto no lo impide, sino que lo hace inseguro y la mayoría de ellos ocurren en países en vías de desarrollo como México como lo indica Amnistía Internacional.


Recordemos también, que tener hijos es mucha responsabilidad. Por lo tanto, para mantener a un hijo, se requiere madurez, valores, esfuerzo, estabilidad mental y cuidado físico y psicológico. Una mujer de 12- 20 años puede carecer de todo eso. Y es que México es de los países con mayor índice de embarazo infantil. En un mundo más demandante, que vende experiencias, una mujer de esa edad espera estudiar y trabajar a su debido tiempo. Muchas madres pierden o limitan esa oportunidad por un embarazo no deseado. Así mismo, la cultura machista mexicana ha abierto la posibilidad de que el hombre no cuide a su nuevo hijo, sino que lo desconozca y que a él no se le den cargos por un aborto. Las leyes mexicanas que prohíben el aborto van solo contra la mujer.


Este análisis parte de la situación actual, en la cual el aborto es ilegal en México y las consecuencias que genera esta condición.


Como base, debemos de considerar a las personas de bajos recursos (PBR) ya que son las más vulnerables, no tienen acceso a servicios de salud de calidad y se reproducen más rápido como consecuencia de una mala educación cívica, académica o sexual.

Con esto en mente, imaginemos uno de los panoramas más comunes y peores a los cuales se puede enfrentar una mujer mexicana: una mujer de bajos recursos que se embaraza de un hombre que la abandona. Cabe mencionar que este caso no es una generalidad, sin embargo, es necesario ver la tormenta perfecta para saber como reaccionar ante una situación así. Considerando esto, es lógico que existan millones de casos muy diferentes entre sí los cuales por obvias razones no pueden ser incluidos en este documento. Aquí se expone el caso de una mujer desprotegida que necesita derechos.


Como el aborto gratuito es ilegal, ella estará obligada por la ley a tener un hijo que no desea; y no lo desea porque podría ser producto de una violación, de un hombre que la abandonó o por el hecho evidente de que no tiene dinero para mantenerlo ella sola o su familia; porque el nuevo humano necesitará recursos: ropa, comida, bebida, techo y educación.


Consecuentemente, para obtener los recursos necesarios, la madre deberá de invertir más tiempo en trabajar que en mantener o ponerle atención a ese hijo. Ella estará atada de por vida a trabajar para algo que no quería en un principio, lo que podría generar rencores de la madre hacia el hijo. Como consecuencia de la falta de atención y amor, podría haber abandono o dejarlo expuesto a ambientes hostiles callejeros. Ella seguiría su vida frustrada sabiendo que, en un mundo donde la vida cada vez es más difícil, no podrá salir adelante o le costará más trabajo. Una mujer no solo debería de mantener a un hijo que no desea, sino que ahora debería de pensar en trabajar en lugar de prepararse y realizarse profesionalmente. Además, la mujer tiene que soportar burlas, chismes, intolerancia moral, juicios y rechazo. Este tipo de acciones desagradables y antiéticas e inmorales, obviamente repercuten en su estado mental, el cual es sumamente importante de mantener. Obligar a una mujer a tener traumas mentales es maltrato. Muchas mujeres caen en depresión y tienen heridas psicológicas. Pero no solo eso, debido a su prohibición, los abortos actuales suelen ser clandestinos y mal asistidos. Por lo tanto, las mujeres, jóvenes en su mayoría mueren. De hecho, es la cuarta muerte en madres en México.


Por el lado del hijo, esta situación podría producir el desprecio y resentimiento hacía los padres por no ponerle la atención adecuada. Al crecer en la calle está expuesto a información no adecuada para su desarrollo. Tendría que trabajar, de sobrevivir a como dé lugar. Por esta razón, podría aprender acciones antiéticas e inmorales ya que la calle lo formaría. Todo como una consecuencia de la poca atención que tuvo, los malos programas sociales y el resentimiento social que podría crecer en él al ver personas más afortunadas. Por lo tanto, al haber más PBR multiplicándose, la brecha económica sigue haciéndose más grande. Esto provoca desigualdad, discriminación social y resentimientos sociales. Y lamentablemente en México el crimen organizado recluta a PBR que buscan crecer desesperadamente ante una sociedad posmoderna consumista. Así mismo, estas personas podrían dar lugar a más embarazos no deseados y entonces el problema se multiplicaría. Esto representa un gasto enorme por parte del gobierno en seguridad y en servicios sociales.


El aborto legal evita estos problemas ya mencionados. La salud física y mental es un derecho universal. Por lo tanto, obligar a una mujer a tener un hijo que no quiere, atenta contra su salud. Así mismo, traer a una persona al mundo sin garantizarle ningún servicio o calidad de vida es crueldad. Así, el aborto legal y gratuito es una forma de preservar la salud mental, emocional y física de las mujeres y niños.


Como un hecho de los beneficios del aborto legal en la Ciudad de México, es que desde hace 12 años que se instauró, ninguna mujer ha muerto por abortos legales.

Es decir, más de 200 mil mujeres que tienen una segunda oportunidad para prepararse, para pensar y para no volver a pasar una experiencia de este tipo. Por lo tanto, cuando la mujer tiene derechos sobre las decisiones de su cuerpo se podrían romper tabúes, estereotipos y ayudaría a las mujeres a ser más aceptadas en sí mismas y en la sociedad. Porque, a fin de cuentas, ellas son las que lo portan y lo mantienen. El aborto legal ayuda a la salud mental y física de la mujer, así como una mitigación del machismo. De esta forma, las mujeres felices y satisfechas pueden contribuir más a la sociedad y al progreso. Si después deciden tener un hijo por voluntad, seguramente lo amarían más, ya que saben que lo que tienen es por convicción y no por obligación. Si, no se pueden excluir los traumas producidos por un aborto. Abortar deja marcas en las mujeres. Sin embargo, desde 1992 se ha visto que los traumas psicológicos por aborto son tratables y que dan un respiro hacia mujeres que se sienten atrapadas en una situación así. Es una opción válida. Sin embargo, no se puede excluir que haya mujeres que practique abortos frecuentemente de forma irresponsable. Aun así, no se puede negar el acceso a la salud ni derechos a la mujer por estas razones.


De manera paralela, recordemos que los seres humanos requerimos recursos. Un nuevo ser humano contaminará más al planeta. Las PBR quizá no consuman tantos recursos, pero al ser una mayor cantidad consumen más en masa. Adicionalmente, los servicios a los cuales tienen acceso son más limitados. Las primeras colonias en quedar sin agua potable son las colonias pobres, además de estar apiñonados en áreas poco seguras como cerca de desagües, fábricas o tiraderos de basura. Entonces, las PBR están expuestas a riesgos hacia su salud. Por lo tanto, el gobierno que tiene la obligación de proveer estos servicios gastará más dinero en cuidar a las personas enfermas por nacer en ambientes no saludables que en abortos. Entonces, legalizar el aborto es una forma de mantener control de natalidad de la población humana y de ahorrar dinero estatal.


El aborto legal y gratuito tiene que ir unido a una buena educación sexual prevenir este tipo de acciones.

Así mismo se deben de promover y facilitar métodos anticonceptivos para decidir si se quieren tener hijos. Por ejemplo los métodos quirúrgicos para las personas que no desean tener hijos o que los organismos de salud promuevan el uso de otros métodos para los que si quieren tener hijos a su debido tiempo. La legalidad del aborto no solo es un cuidado del planeta, sino también de la calidad de vida humana ya que evita una sociedad deprimida y frustrada. El aborto es una cuestión de salud pública y sustentabilidad.


En este tema, es menester la importancia de darle derechos totales a la mujer: de darle valor a su opinión y a sus decisiones sobre su propia vida. Tanto el laicismo y las religiones dan valor a esto y por eso se sustentan "amarás a tu prójimo como a ti mismo"; es decir, empatía. Cuidar la vida ya hecha es un valor más noble que obligar a esa vida tener un hijo que quizá no quiera.


En consecuencia, se tienen que hacer las preguntas correctas:


¿Qué beneficios trae que el aborto sea legal o ilegal y qué repercusiones tiene en la sociedad cada uno de los casos?


¿Es ética y moralmente correcto obligar a tener una familia potencialmente disfuncional que puede causar todos los problemas ya mencionados?

¿Es ética y moralmente correcto dar una oportunidad a una mujer que se equivocó o que el método no funcionó bien?


¿qué acaso eso no es lo que dicen en todos los libros de autoayuda y religión "Perdona y serás libre"?


¿Por qué llamar asesinas, insultar o querer encarcelar a una persona que muy posiblemente no conoces, que no conocerás o que amas? .


¿Dónde quedan las decisiones del hombre y sus acciones?


¿Cuál vida tiene más valor: la de una niña que ha crecido, que piensa, que tiene esperanza y que quiere ser alguien y que es potencialmente útil para la sociedad o un embrión que ni siquiera tiene un sistema nervioso formado?


¿Quiénes somos nosotros para decidir en el cuerpo de una mujer que no es nuestro?


¿De dónde sale ese rencor hacia querer encarcelar a una mujer?


¿Quién nos dio ese derecho?


¿Es ética y moralmente correcto ser empático con esa persona de bajos recursos?


Son preguntas clave, éticas y morales que se tienen que hacer para tratar de esclarecer los pensamientos y juicios. Pecando de optimistas, darle derechos a la mujer potencialmente podría volverse un efecto de dominó, ya que después de aceptar a la mujer, se aceleraría la aceptación por los demás géneros. Así, la sociedad funcionaría mucho más eficiente, se contribuiría a sociedades menos deprimidas, que consumen menos recursos, por lo tanto, el planeta es cuidado. Al haber un potencial de prosperidad, la corrupción podría disminuir. La tolerancia y los derechos hacen funcionales a las sociedades. Algo tan simple puede tener tanto poder, siempre y cuando los derechos se vayan ejerciendo y la eduación sea eficiente.


No dudo que varios puntos son discutibles. Finalmente, habría que definirlo bien, hasta por salud de la mujer. Pero esto está basado en evidencia. Recuerden que en los países más desarrollados ya se ha hecho esto desde hace varios años y tienen sociedades estables. Es decir, el aborto no provoca el colapso de la sociedad. Se invita al lector que busque datos de estadísticas de las condiciones de las mujeres y comparen. De manera personal, pienso que ser empáticos, nos da más poder. Tolerarnos, ver que somos la misma especie, la diversidad ayuda a nuestros genes. No cuesta ser empático, no cuesta ponerse en los zapatos del otro un momento ante la situación que está viviendo. Siempre algo nos va a molestar del otro, porque es normal, pero podemos respetarlo. Dialogarlo. Razonarlo. Somos el animal que piensa. Debemos de cuidarnos entre nosotros, somos la misma especie, estamos en el mismo planeta y no tenemos a donde ir.


Como siempre, gracias por leerme.


#Ciencionizados

#Olaverde

#Abortolegal

#AbortolegalMexico

407 views0 comments

Recent Posts

See All