• Prof. Cerebrón

Nuevas evidencias de la evolución humana: Australopithecus

Los Australopithecus son conocidos por ser de los primeros homínidos que habitaron la Tierra: la base de nuestro árbol genealógico evolutivo. Hasta ahora, solo conocíamos a esta especie por fragmenteos de su esqueleto. Sin embargo, este descubrimiento vino de una forma muy peculiar ya que se descubrió la primera pieza del cráneo mientras se excavaba un área para mantener cabras en Etiopía. Posteriormente, esto llevó al descubrimiento de fragmentos del resto del cráneo, los cuales, se encontraban en un substrato de arena cubiertos con 30 cm de heces de cabra. Por lo tanto, debido a que las cabras caminaban por ahí, algunas de las piezas del cráneo están perdidas, a pesar de la búsqueda meticulosa de investigadores alrededor del área.




A pesar de eso, la evidencia encontrada ayudó a revelar rasgos faciales nunca antes vistos. Los investigadores del Museo de Historia de Cleveland, recuperaron un componente facial, el cráneo, dos piezas del hueso cigomático izquierdo y otros fragmentos pertenecientes a un único cráneo. Así, se compararon los rasgos morfológicos del fósil, perteneciente al Australopithecus anamensis, con otras especies homínidas y primates incluyendo a la famosa Lucy (Australopithecus afarensis). Se cree que el cráneo pertenece a un macho adulto. Según la paleoantropóloga Stephanie Melillo del Instituto Max Planck, este descubrimiento indicó que la morfología del cráneo del humano moderno es algo que vino posteriormente en nuestra evolución.


Hace 3.8 millones de años, nuestros ancestros eras más simiescos que humanos.

Ella describe que su aspecto tiene que ver con la reducción del tamaño de los caninos y otro aspecto tiene que ver con la estructura facial. Como consecuencia, hacen el rostro largo y robusto. Los huesos de la cara soportan el esfuerzo generado al masticar con gran fuerza alimentos muy duros, es decir que son rasgos característicos del Australopithecus. Lo que indica que su dieta eran vegetales duros. Hasta ahora, se tenía una gran brecha entre los primeros ancestros humanos conocidos, de hace aproximadamente 6 millones de años y especies como “Lucy”, que tienen alrededor d 2 y 3 millones de años. Por lo tanto, esto podría indicar que el A. anamensis es el Australopithecus más primitivo. Esto podría cambiar los escenarios evolutivos aceptados previamente, en los cuales se pensaba que A. afarensis reemplazó gradualmente a A. anamensis. Como antecedente, un hueso del cráneo que fue encontrado había sido atribuído al A. anamensis. Sin embargo, ahora parece ser que era de un A. afarensis, aunque tiene fecha de hace 3.9 millones de años. Estos y otros rasgos sugieren que, en algún momento, ambas especies se separaron evolutivamente, aunque convivieron por al menos 100,000 años.


El equipo de la sedimentóloga Beverly Saylor, de la Universidad de Case Western Reserve, gracias al sustrato volcánico del cráneo descubierto pudieron fecharle a 3.8 – 3.7 millones. Adicionalmente, mediante la examinación de otros vestigios biológicos encontrados en la cercanía en la misma capa volcánica, los investigadores pudieron describir una imagen del entorno de nuestros ancestros y la vida a su alrededor. Las trazas biológicas como compuestos de polen y cera vegetal sugieren que mientras el área inmediata al descubrimiento consistía de un delta rodeado de bosques, las áreas circundantes que recorrían estos homínidos serían en su mayoría matorrales áridos y pastizales. Mientras que no muchos fósiles animales fueron encontrados, hay evidencia de la existencia de otros primates, como el ahora extinto mono del Viejo Mundo, junto con jirafas, antílopes, rinocerontes y especies equinas. También se encontraban presentes especies carnívoras como caninos y parientes de la hiena.


Los científicos han trabajado recientemente en este sitio etíope por 15 años, y están entusiastas por ver lo que este descubrimiento puede revelar. Los investigadores esperan encontrar cómo ha cambiado la condición de los simios a homínidos. Así, poco a poco ir develando nuestros orígenes y entender mejor a nuestra especie.


Como siempre gracias por leerme.


#Ciencionizados

#Evolucionhumana

39 views0 comments