• Prof. Cerebrón

Testigos y partícipes de la historia.

Updated: Nov 6, 2019

"Dicen que la historia se repite. Lo cierto es que sus lecciones no se aprovechan". -Camile Sée

¿Somos simples espectadores de la historia o realmente participamos en ella?

Angelus Novis

Actualmente, en todo el mundo ha habido grandes movimiento sociales y cambios ambientales. Por un lado, se han registrado la mayor cantidad de incendios masivos en todo el mundo; los bosques californianos, las selvas mexicanas, los bosques siberianos y la selva amazónica. Adicionalmente, esto se suma a las grandes cantidades de CO2 que emitimos los humanos por la generación de energía y la necesidad de transportación. Así, hemos llegado a más de 400 ppm CO2 y va en aumento. Como consecuencia de eso, las algas crecen exponencialmente poniendo en riesgo varios ecosistemas marinos. El crecimiento poblacional ha provocado escacez de agua potable, llevando a varias ciudades a predecir en un futuro no muy lejano el día en el que se queden sin agua. Vivimos en un mundo que prefiere ganar dinero a preservar sus recursos ¿Qué mundo futuro le estamos dejando a las próximas generaciones? ¿Cómo vivirán nuestros hijos cuando ya no haya ecosistemas?


En la parte social, en un mundo tan globalizado como el nuestro ahora es imposible no estar en contacto de los gobernantes, ni ser indiferentes ante las decisiones que estos toman. Así mismo,se ha incrementado exponencialmente el acceso a la información. Esa información, que bien puede ser falsa, pero al acceso de todo mundo. Un mar de información, datos e ideas.


Los movimientos sociales más grandes y actuales que México está viviendo son el feminismo, la legalización del aborto, el matrimonio y la adopción por parte de la comunidad LGBTTTI. Y es que en este mundo siempre han existido mujeres y siempre han existido personas que se identifican con otro sexo o que sienten atracción por su mismo sexo. Es solo cuestión de inspeccionar la historia y comprobar esto. Sin embargo, es hasta esta época de comunicación masiva en la cual muchos grupos sociales piden a gritos su aceptación; muchas manifestaciones se dan en pro de sus derechos y obligaciones, divididas entre polémicas y creencias reliosas de antaño. En pocas palabras, el mundo está más loco que nunca porque hay un choque de ideas generacionales.


Si vemos la historia, antes, las noticias tardaban mucho en llegar de un lado a otro. La gente no estaba comunicada. El internet comunicó a todo mundo de tal forma que las personas se dieron cuenta que sus gustos, ideales, argumentos, sentimientos, razonamientos, conjeturas y hasta identidades no eran únicos, sino que miles o millones de personas compartían eso. Las personas ya no estaban solas, había otros que pensaban y sentían como ellos. El humano, en busca siempre de socializar y de identificarse había encontrado el santo grial.


Como se mencionó, hoy en día somos testigos del choque entre varias ideas. Y no podemos ser ajenos a participar en eso. Por un lado, las personas siguen pensando que tendrán una vida parecida a la que les enseñaron sus padres que debían de seguir. Una lista a tachar: pasa la eduación básica, pasa la universidad, sienta cabeza, cásate, ten hijos, trabaja y mentenlos y muérete feliz. Bajo este estilo de vida, solo algunos políticos, activistas, artistas, científicos y demás personas eran los personajes principales de la historia. Al no tener tanta comunicación, las personas comunes y corrientes solo eran simples espectadores de la historia. Particularmente en México, solo los revoltosos o los antiguos revolucionarios hicieron algo para cambiar el rumbo del destino nacional. Walter Benjamin escribió:


“Hay un cuadro de Klee que se llama Angelus Novus. En ese cuadro se representa a un ángel que parece a punto de alejarse de algo a lo que mira fijamente. Los ojos se le ven desorbitados, tiene la boca abierta y además las alas desplegadas. Pues este aspecto deberá tener el ángel de la historia. Él ha vuelto el rostro hacia el pasado. Donde ante nosotros aparece una cadena de datos, él ve una única catástrofe que amontona incansablemente ruina tras ruina y se las va arrojando a los pies. Bien le gustaría detenerse, despertar a los muertos y recomponer lo destrozado. Pero, soplando desde el Paraíso, una tempestad se enreda en sus alas, y es tan fuerte que el ángel no puede cerrarlas. Esta tempestad lo empuja incontenible hacia el futuro, al cual vuelve la espalda mientras el cúmulo de ruinas ante él va creciencio hasta el cielo. Lo que llamamos progreso es justamente esta tempestad”. -Walter Benjamin, Sobre el concepto de la historia, en Obras, libro I, Vol.2.


Y justo eso es lo que pensábamos nosotros, los nacidos después de 1970, que nos pasaría; que sólo seríamos testigos de ver las ruinas del pasado y que el progreso estaba ante nosotros. "El sueño americano" como lo describieron los estadounidenses. Pero, diría el Comediante de Watchmen: "lo estamos viendo". Un mundo en el que la amenaza nuclear está latente en todo momento, un mundo en el que ser amable es un considerado un signo de debilidad, un mundo en el que mueren mujeres por ser mujeres, y que los que no sean heterosexuales son vistos como una aberración de la naturaleza. Todo esto, como herencia de ese estilo de vida prometido por los baby boomers. El sueño americano es la propaganda que los baby boomers gringos inventaron para hacer crecer su imperio nacido en el siglo XX; y vaya que tuvo su apogeo a finales del dicho siglo. Hoy por hoy, en los albores del siglo XXI, gracias a los cambios tan rápidos de la historia, el imperio estadounidense está en su etapa tardía. Y es que no supieron controlar ese sueño americano. Allan Moore representa esto en la figura del Comediante y su nihilismo ante el sistema.


"La historia no se repite, pero rima". Mark Twain.


Bajo este contexto histórico, los grupos minoritarios han visto que no son débiles, sino que son muchos y están unidos porque ellos también merecen ese respeto. Y es que ni los baby boomers, ni el capitalismo, ni los gobiernos, ni la economía pensaban que pasaría lo peor para ellos: la comunicación masiva. El sistema creado se está viendo amenazado ante la unión y comunicación humana. Porque, ahora ni el más extraño está solo y exige sus derechos. De esta forma, las personas exigen la aceptación social ante su personalidad o su forma de expresión; ante sus decisiones o su forma de pensar o de sentir o de disfrutar. La sociedad está evolucionando más rápido de lo que todos pensaron que pasaría. Son las consecuencias de estar comunicados. Como dirían los chicos de Migala: "Por que cuando las decisiones del pasado y las condiciones del presente llevan a una parte de la humanidad a una suerte peor que la guerra, no queda más que decir "NO"".


Estamos viviendo una serie de revoluciones sociales importantes en plena modernidad. Las personas que aun creen en lo prometido por sus padres, que finalmente se sienten cómodos con el estilo de vida, se oponen a dichos cambios. Pero, ante tanta comunicación son necesarios y justos y además no atentan contra los derechos de los ya establecidos sino que hace que todos vivan más cómodos. Se podría decir que hay personas que temen perder poder. Ese poder está reflejado en su modus vivendi o status quo. No quieren dejar de decir que una mujer o un homosexual es débil, o es diferente. No quieren tener que aceptar a alguien, ni quieren tener que aceptar la diversidad humana. Porque si hay algo seguro, es que la evolución nos hizo diversos. Un cerebro muy grande y con muchas funciones.

La historia está llena de sonido de zapatos de madera que suben y sandalias de seda que bajan. -Voltaire.

Durante toda la historia de la humanidad han existido mujeres, homosexuales y transgéneros. Es parte de la diversidad evolutiva que se generó en nuestra especie. Y gracias a la comunicación, hoy todos quieren ser considerados como cualquier otra persona, sin tener que ocultarse o mentir de lo que sienten o de lo son. Por ejemplo, básicamente para el Estado mexicano, los homosexuales no son iguales, a pesar que se dice en la constitución lo contrario. Porque para la ley, es ilegal o motivo de amparo que dos personas del mismo sexo contraigan matrimonio. Es decir, somos iguales pero unos más iguales que otros. Por otro lado, se encuentra el choque de feminismo contra el modus vivendi actual, que siempre han visto a la mujer como delicada, sumisa y débil. De manera general, las mujeres ganan menos que los hombres, se les ha dado vagones especiales para el metro para que vayan más seguras, y cada día mueren miles de mujeres solo por ser mujeres. La mayoría de ellas después de ser violadas. Ese miedo no lo vive el hombre de la misma forma.


En ambos casos, existe una gran cantidad de opiniones rechazo y de aceptación. Pero es que estamos olvidando que todos son seres humanos y todos merecemos ese respeto por solo ser personas. Los homosexuales son totalmente naturales, por mucho que la biblia, un libro escrito por hombres en vías de caducar, diga lo contrario. Porque nadie elige su nacionalidad, ni su raza, ni su sexualidad, ni su género. Naces así y te mueres así. Ya no podemos ser solo simples testigos de la historia. Tolerar a otra persona solo por ser persona, es ser un buen humano. Pero, no se puede tolerar la intolerancia de pensamientos que vayan en contra de los derechos humanos.


"No son los rebeldes los que crean los problemas del mundo, son los problemas del mundo los que crean a los rebeldes". -Ricardo Flores Magón.

La diversidad humana, nos ha regalado muchísimas cosas, tales como culturas, arte, ciencia, arquitectura, política, razonamientos, filosofía e ideales. No seamos ciegos ante las evidencias de la evolución humana ni de la evolución de su sociedad. Todos los derechos tienen que ir a todas las personas. Porque independientemente de nuestras diferencias, este mundo es muy pequeño, así que acostúmbrate que tienes un vecino distinto a ti. Está muriendo, así que es mejor unirnos para evitar que entre nosotros nos matemos y acabemos matando al mundo. No seamos solo espectadores de la historia. Ya no podemos darnos ese lujo. Debemos presionar a los líderes, exigir reformas, contrarrestrar los cambios ambientales, hacer un cambio real para mejorar la calidad de vida desde el punto de vista social y ambiental.


¿Estás consciente del momento de la historia que te tocó vivir?


Como siempre gracias por leerme.


El grupo de Revista Migala es la principal fuente de este artículo. Gracias especiales por sus aportes a la sociedad.





#Ciencionizados

#Diversidadhumana

#migala

38 views0 comments

Recent Posts

See All