• Prof. Cerebrón

Alerta de pandemia

Artículo escrito el 14 de agosto de 2014 y publicado en Kashmir Magazine (kashmirmag.com, @kashmirmag) por el Prof. Cerebrón.


¡Hey Kashmir! Las enfermedades causadas por virus y bacterias son inevitables durante nuestra vida. Todos hemos padecido alguna gripe o infección. Afortunadamente nos ha tocado vivir en una época y en un lugar en donde tenemos servicios de salud, higiene y prevención de enfermedades tan eficiente que pareciera de una película que una epidemia aconteciera ¿o no? La verdad es que no. Desde hace milenios siempre hemos estado a merced de virus, bacterias, parásitos y demás gérmenes que podrían poner en peligro la existencia de la raza humana. Se oye apocalíptico y dramático pero es cierto. Ellos pueden esparcirse por agua, aire y otras personas sin siquiera saber que están infectadas debido a los tiempos de incubación. Ya nos hemos enfrentado contra estos diminutos entes que parece que tienen como misión eliminarnos de la faz del planeta.


Foto de Anna Shvets en Pexels


La pandemia más famosa es la peste negra o peste bubónica. No está erradicada pero es controlable y curable. La causa fue una bacteria llamada yersinia y mató casi al 60% de la población europea en la Edad Media. Se transmitía por las pulgas de las ratas que vivían en las carentes condiciones higiénicas humanas de la época. Obviamente a falta de desarrollo científico se le asoció con maldiciones, brujería, pecados, etc. Así que si creen que vivir en la Edad Media hubiera sido fantástico por los castillos, vestidos y juglares, sugiero que cambien esa idea. Muy probablemente hubieran vivido como peones de algún señor feudal con deplorables condiciones de salud y muerto por convulsiones y expectoraciones hemoptoicas causadas por esta enfermedad. Lo único que pudo parar a esta bacteria fue que murieron los infectados y las demás personas pudieron sobrevivir a ella. Apareció con fuerza nuevamente en China y la India en 1850 y mató a 12 millones de personas pero los antibióticos pudieron frenarla.





La viruela era causada por el virus de variola. Es infecciosa, contagiosa y casi mortal (30% de los casos) y no hay tratamiento una vez manifestada, es por eso que de pequeños nos han vacunado contra ella. Se transmite por fluidos u objetos contaminados aunque puede hacerlo también por el aire. Para hacer un poco más especial a este virus, los seres humanos somos los únicos portadores naturales, no se conocen casos de viruela transmitidos por animales. Actualmente está erradicada (solo hay dos cepas en el mundo en estado criogénico) pero en siglo XVI, a manera de guerra biológica, ayudó a los españoles a conquistar los territorios americanos. En la India por su parte este virus se contagiaba fácilmente ya que a las personas infectadas se les adoraba ya que creían que era una bendición. Fue hasta 1975 cuando se frenó a este virus.


El cólera es otra enfermedad que se propagó rápidamente durante el siglo XIX, matando a millones de personas. La causa una bacteria llamada Vibrio cholerae, es contagiosa, se reproduce rápidamente en agua y sus síntomas son diarrea descontrolada y vómito, por lo tanto el paciente muere por deshidratación si no es tratado correctamente. Afortunadamente los sistemas sanitarios del mundo han podido controlar a esta bacteria de tal forma que morir en el siglo XXI por esta enfermedad sería por pésimos servicios de salud.


Los virus de la gripe española a principios del siglo XX, mató a casi 100 millones de personas en todo el mundo. Sus síntomas son como los de una gripe fuerte pero la insuficiencia respiratoria, las fiebres altas y la deshidratación pueden matar al paciente. El virus que la causa es un pariente cercano del virus H1N1, bien conocido en México. Es por esto que en el 2009 el mundo se puso en alerta por este nuevo brote ocurrido en nuestro país. Durante la última pandemia que hubo de la gripe H1N1 se calcula que murieron 19 mil personas, muy bajo para una gran enfermedad pero eso se debió a aplicar ya lo aprendido de enfermedades similares como la gripe aviar. Este último virus fue descubierto por un brote a principios del siglo XX pero atacó fuertemente a la humanidad en el 2004. Todos estos virus mutan fácilmente creando cepas que no son transmisibles a humanos pero si a animales y viceversa. Han sido junto con el VIH los virus que nos han amenazado en los últimos años. El VIH por su parte no se considera una pandemia tal cual ya que solo es contagioso por algunos fluidos sin embargo, el número de casos sigue en aumento.


Actualmente en África se está luchando contra el virus del Ébola. Este agente patológico es prácticamente mortal, ya que aproximadamente solo el 10% de los infectados podrían sobrevivir. Ataca tanto a simios como a humanos y sus síntomas son como los de una gripe severa pero al cabo de una semana se presenta vómito y fiebre hemorrágica en boca, ano, ojos, nariz, coma y finalmente la muerte. Se piensa que este virus fue transmitido de un primate a un humano en las cercanías del Río Ébola (de ahí su nombre) y si bien hay casos de gente que ha sobrevivido, ahora es más fuerte y se podría decir que no hay cura, todo estaría en manos de tu sistema inmunológico. Se transmite por todos los fluidos corporales de animales o humanos vivos o muertos. También es fácilmente trasmisible debido a que los africanos no tienen acceso a servicios de salud digno o agua potable. En 1976 se registró el primer caso y desde entonces han existido ciertos brotes intermitentes, el más fuerte fue de 1994 al año 2000. Sin embargo el brote actual es mucho más peligroso, debido a que los casos mortales que ha habido en este 2014 son apenas menores a los que ha habido desde el descubrimiento del virus, es decir más de mil personas.


Ahora bien, si consideramos que un turista o periodista o médico esté infectado y vaya a otro continente este podría esparcirse por todo el planeta y estaríamos a su merced. Puede ser que aquí en América pudiéramos sobrevivir a ataque del virus. Especialmente en Latinoamérica, donde tenemos servicios médicos regulares y estamos mayor contacto con agentes patológicos que a un estadounidense, se podría controlar debido a que nuestros países se han preocupado más por enfermedades infecciosas porque las hemos padecido. Por ejemplo, la vacuna del sarampión es obligatoria en México, pero en países como Estados Unidos o Canadá hay gente muriendo de esta enfermedad ya que se pensaba erradicada y dejaron de vacunar a los niños. La vacuna contra el Ébola sigue en etapa de experimentación pero ya no hay tiempo para probarla y estas pruebas se están realizando en personas ya infectadas. Creo que estamos en un estado latente de preocupación.


Si nuestra especie ha sobrevivido a varios tipos de virus y bacterias todavía podemos ser susceptibles a ellos. La evolución ha hecho que sean más fuertes y resistentes pero las necesidades también hacen al humano un ser competitivo. Un apocalipsis de pandemia mundial es posible, sin embargo los investigadores seguirán luchando para detenerlos con vacunas, medicamentos o bien modificando entonces los genes humanos desde el embrión para hacernos inmunes a dichos agentes patológicos. Posiblemente no exista un virus que te vuelva un zombie corredor o uno torpe sediento de cerebros pero a pesar que eso aún sigue en la ciencia ficción no podemos dejar cabos sueltos. Miles de enfermedades infecciosas secretas siguen en cuarteles militares y ojalá nunca se tenga acceso a ellas o se liberen.


Como siempre, gracias por leerme.

8 views0 comments

Recent Posts

See All